SECRETOS DE PROGRESO Y DESARROLLO PERSONAL:

 

LA RACIONALIZACIÓN DE LA NEGATIVIDAD LÓGICA Y JUSTIFICADA ES TU PEOR ENEMIGO SUBCONSCIENTE. EMITE BAJA FRECUENCIA VIBRACIONAL, LO QUE ATRAE, POR LA LEY DE LA VIBRACIÓN-ATRACCIÓN REALIDADES FÍSICAS A NUESTRA VIDA EN CONSONANCIA CON EL TENOR O CARGA MENTAL-EMOCIONAL DE ESAS RACIONALIZACIONES Y ANÁLISIS DEL CONSCIENTE-EGO.

 

NUESTRA VIDA ESTÁ DETERMINADA POR LAS PREGUNTAS QUE NOS HAGAMOS A NOSOTROS MISMOS CONTÍNUAMENTE. LA CLAVE ES HACER PREGUNTAS QUE SON PROPORCIONADORAS DE FUERZA INTERIOR: (A. Einstein).

 

¿QUÉ ESTOY TRATATANDO QUE EMERJA EN MI VIDA?

 

¿QUÉ TENGO QUE ENTREGAR DE MÍ MISMO AL MUNDO? ¿QUÉ REGALO? ¿QUÉ ES LO QUE EL UNIVERSO TRATA DE EXPRESAR A TRAVÉS DE MI? ¿QUÉ QUIERE QUE CONSTRUYA Y EXPRESE CON MI VIDA?

 

¿QUÉ PUEDE FLUIR DE MÍ, QUÉ CLASE DE PODER? ¿CUÁL ES MI “CALLING”?

 

TRAS CADA PROBLEMA QUE TENEMOS, HAY UNA PREGUNTA, TRAS CADA PREGUNTA UNA RESPUESTA REVELADORA, TRAS ESTA RESPUESTA UNA ACCIÓN A SER TOMADA Y TRAS CADA ACCIÓN UNA FORMA DE VIDA A SER VIVIDA.

 

CON LAS PREGUNTAS QUE NOS HACEMOS, ACTIVAMOS LA FACULTAD DEL ALMA DE ESCUCHAR, UNA DE LAS FACULTADES PERDIDAS DE LA HUMANIDAD.

 

OBSERVA LO QUE EMERJE CON TU “OJO INTERNO”, (LA INTUICIÓN), SIÉNTELO EN TU CORAZÓN, Y PERMITE QUE ESO SE ARTICULE PARA TI. EL UNIVERSO ENFATIZA SU EXPRESIÓN A TRAVÉS DE TU ÍNTIMA ACEPTACIÓN DE SUS REVELACIONES INTERNAS.

 

LA CALIDAD DE LAS PREGUNTAS QUE TE HACES, DETERMINAN TU NIVEL DE ÉXITO TRAYENDO EL CONSCIENTE AL MOMENTO PRESENTE, Y ACALLANDO “EL CRÍTICO INTERNO”.

 

CUANDO TE PONGAS NEGATIVO, ENFOCÁNDOTE EN LO QUE NO QUIERES, PÁRATE Y PREGÚNTATE: “SÉ QUE ME ESTOY ENFOCANDO EN LO QUE NO QUIERO EN ESTE MOMENTO, SI TUVIESE QUE ENFOCARME EN UNA SÓLA COSA AHORA QUE QUIERO HACER, ¿CUÁL SERÍA? ESTA PREGUNTA SILENCIA AL EGO, TRAYÉNDOLO AL MOMENTO PRESENTE, LUGAR EN EL QUE NO PUEDE VIVIR, YA QUE SE ALIMENTA DEL DOLOR DE NUESTRO PASADO Y DEL MIEDO AL FUTURO, HACIÉNDONOS VIVIR NO EN EL PRESENTE, SINO EN NUESTROS MIEDOS Y EMOCIONES NEGATIVAS ESPECIALMENTE DE NUESTRA INFANCIA Y MEMORIA CELULAR. NO TE IDENTIFIQUES CON LA EMOCIÓN, OBSÉRVALA COMO CIRCUITO DE PASO DE INFORMACIÓN INTERNA, NO COMO EXPRESIÓN DE TU SER PERSONAL.

Angel González (emailselectos@gmail.com). Link acceso libro 20 Ejercicios y Técnicas  de

Reprogramación Subconsciente.  https://tinyurl.com/yctueqmu

Naturópata-Homeópata. Life-Coach. 

Licenciado en Teología.

Piloto 1ª de la Marina Mercante española.

Subliminal Reprogrammation Brainwave Expertise.

MENTALIDAD VICTIMISTA:

 

Puede ser definida como una condición en la que lo malo que le llega a uno, es percibido no como una falta o error personal, sino como algo que llega debido a la falta de otros. No hay sentido de responsabilidad personal, esperando siempre que algo malo suceda, en lo que emprendo o en lo llega a nuestra vida en lo cotidiano.

Todos estamos de acuerdo en que las malas situaciones de vida les suceden a todos, pero cómo reaccionemos a estos eventos negativos que nos ocurren, es lo que hace la diferencia, sobre nuestro estancamiento o nuestro progreso, sobre permanecer en la mentalidad victimista o liberarse de ella.

Una buena analogía de esto la podríamos expresar con la historia del cazador que acostumbraba a cazar pájaros. Volvió a casa con dos puestos en dos jaulas diferentes. Uno de los dos tenía una mentalidad victimista, mientras que el otro no. Algo malo les había sucedido a ambos pájaros, pero manejaban la situación de manera diferente. Uno entró en desesperación, mientras podía haber hecho algo diferente con sus pensamientos, se resignó esperando el día en que el cazador lo convertiría en su comida.

El otro pájaro, no se conformó, sino que comenzó a luchar. Se dijo, uno de estos días escaparé de la jaula y volaré libre y feliz de nuevo. Se visualizaba a sí mismo siendo libre y volando resplandeciente por el cielo. Después de varias semanas el cazador, en un despiste, dejó las puertas de las jaulas abiertas. Debido a su mentalidad de renuncia el primer pájaro decidió quedarse dentro de la jaula, mientras que el otro escapó raudo volando por los aires. Lo mismo nos sucede a los seres humanos, que aprendemos conductas de renuncia-abandono, que nos impiden auto realizarnos, cuando podríamos por el contrario utilizar ese revés como resorte o palanca para saltar hacia delante.

La mentalidad victimista es adicta al pensamiento negativo, al diálogo interno repetidamente lúgubre, torturante y limitante. Se auto estanca en el pensamiento de que merece eso que le llega, de su estado desvalido, haciendo sentir a los que tiene a su alrededor que tienen que cuidarlo, cuando en verdad deberíamos preocuparnos por nosotros mismos.

Una vez acostumbrados a la mentalidad victimista, se convierte en un hábito que se retroalimentará con imágenes negativas que se mantendrán en la mente a nivel subconsciente. Esta mentalidad se expresa en pensamientos, como los de que uno ha venido aquí para luchar, que uno nació para eso, que siempre nos esquivará la suerte, etc. Actuando de esta manera, limitamos nuestras posibilidades, quedando cautivos de esta mentalidad.

A pesar de ser un buen estudiante, Mark, rodeado de un entorno familiar difícil, donde la madre no mantenía ningún trabajo durante el tiempo suficiente y el padre tenía problemas con casi todo, trabajo, vida de familia, todo parecía especialmente duro para ellos. A causa de esta situación de vida en convivencia, Mark desarrolló una mentalidad victimista, interiorizando que había venido para luchar duramente en la vida, aun siendo inteligente, sacaba malas notas en el colegio, y tan sólo terminó la primaria.

Características de la Mentalidad Victimista:

Si sientes que antes de empezar comienzas abandonar, es señal de que tienes mentalidad victimista. Se espera el fracaso, dado que el resultado final de nuestros esfuerzos depende, no de nuestras acciones, sino de un destino funesto que rodea nuestra vida. Se entra en la dimensión de pérdida de control de los resultados de nuestras acciones, que no llevarán ningún fruto. El victimista se ve como un actor incompetente y fracasado, llegando a un punto de sobrecarga emocional, donde renuncia incluso a la ayuda que se puede procurar a sí mismo en esas condiciones, lo que se hace ya no importa. El pensamiento interno automatizado con imágenes ha tomado cuerpo y lo descorazona constantemente, no es la gente sino su propio discurso interno, interiorizado y asumido a nivel subconsciente, que su ego, sibilinamente le devuelve, cada vez que se presenta cualquier iniciativa de vida, o contratiempo.

Liberándose de la Mentalidad Victimista:

Este tipo de estado mental se adquiere por haber sido entrenado o educado en un ambiente que inculca esos pensamientos derrotistas.

Familia, religión, colegios, cultura ambiental, comunidad e instituciones. Tomando a la familia como ejemplo, nos encontramos en un ambiente que se supone entorno amable, cariñoso, protector, que permitirá al chico desarrollarse física, emocional, mental y espiritualmente. La familia ofrece esto normalmente, pero en una cuyo patrón interno de comportamiento esté regido por la mentalidad victimista, la querencia emocional del niño demandará afecto en lugar de amor. Desarrollará miedo al sufrimiento en lugar de compasión, en lugar de alegría desarrollará un cuestionamiento continuo sobre sus habilidades, y en lugar de sentirse competitivo desarrollará una actitud justiciera de vida.

Deshaciendo La Mentalidad Victimista:

Una de las mejores acciones a emprender cuando enfrentamos esta clase de mentalidad, es tomar responsabilidad de cada acción en nuestra vida. Si se está determinado a ello, debemos reconocer que aun cuando no podemos controlar todas las circunstancias en las que nos encontramos, estamos en plena posesión de nuestra respuesta a esas situaciones. El sentimiento de desesperanza, o de estar desvalido, no es más que una ilusión. Esto significa, que siempre hay algo que puede ser hecho en la vida con voluntad y propósito.

Debe tenerse un plan formulado de antemano, para enfrentar situaciones conflictivas de vida. Al hacer esto, la mentalidad victimista se desploma. Al adoptar una posición de tomar acción, los milagros comienzan a suceder a nuestro alrededor, ganamos confianza y comenzamos de nuevo a ser héroes y protagonistas de nuestra vida. Cuando nos percibimos como protagonistas victoriosos, fortaleza y sentido de dignidad interna vendrán en nuestra ayuda, haciéndonos sentir seguros y llenos de coraje para hacer frente a los contratiempos y reveses de la vida.

Identificar el origen de nuestra mentalidad victimista será de gran ayuda ya que podremos derrotarla más fácilmente. Además, hay que aprender a amarse uno mismo mejor, terminando con las auto acusaciones y autocríticas constantes. Implementemos el hábito de confiar en nuestras habilidades, por medio de ordenes bien dirigidas a nuestra voluntad, esto permitirá un nuevo y completo nivel de auto confianza que nos hará exitosos en todo lo que nos llegue para hacer.

Define y conoce tus valores, dándote así directrices personales a las cuales seguir con seguridad, directrices que te harán sentir en control y permitiéndote ser leal y consecuente contigo mismo.

Hazte cargo de tu vida, elimina la necesidad de compasión de parte de los otros, pelea tu propia batalla con valor y decisión, sabiendo que emergerás de la misma renovado y victorioso, venciendo la dureza del pasado y abriéndote a un futuro prometedor.

Aprende a perdonar, el abrigar internamente emociones y pensamientos negativos, fortalece la mentalidad victimista. ¿Cómo la vencemos? aprendiendo además a perdonar. No albergues sentimientos negativos hacia alguien o algo, acepta que fuiste herido y sigue adelante, no permitas que tu historia la construya el pasado, no seas víctima de tu propio pasado. Aprende a dejar ir1 aquello que te hirió, y que formó en tu interior un campo de energía negativa que continúa bloqueando la llegada de cosas buenas en todos los órdenes de la vida.

Te invito a que leas mi libro: 20 Ejercicios y Técnicas para Reprogramar la Mente Subconsciente y Crecimiento Personal.

 

ANEXO-D¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL BALANCE CÓRTEX-SISTEMA LÍMBICO?

 

El Cerebro, está constituido en tres secciones o partes:

 

El cerebro raíz o primario, la parte instintiva. La fuente de casi todas las reacciones automáticas reflexivas e instintivas relacionadas con los mecanismos básicos de supervivencia. Esta parte, trata de mantenernos alejados de cualquier cosa potencialmente peligrosa, incluso si es “imaginada”. En el momento en que percibe algo potencialmente peligroso y que nos asuste, desencadena un impulso que lo conecta con la segunda sección del cerebro: el sistema límbico.

 

Este sistema, funciona como el centro de alarma del cerebro. Su núcleo principal es la amígdala, que escanea la información entrante a la búsqueda de peligros potenciales o placer. La información entrante, puede ser uno de esos impulsos del cerebro básico, reptiliano, o algo que percibimos con nuestros 5 sentidos.

 

Si la amígdala detecta placer potencial, desencadena automáticamente una emoción positiva que nos dice… “adelante ve a por ello”. Por el contrario, si ve dolor o peligro, dispara una emoción negativa con el mensaje: “aléjate de eso”!

 

Estos impulsos emocionales, pueden tener una enorme influencia en la tercera parte de nuestro cerebro, conocida como “neocórtex”, o cerebro reflexivo-pensante. Es el responsable, del razonamiento lógico, las evaluaciones, decisiones, etc. No obstante, y como vamos a ver, estos pensamientos a veces, no son nuestros plenamente. Podríamos afirmar que: “no podemos creer los pensamientos que nos llegan de nuestro cerebro pensante, el Consciente.

 

La amígdala y sus impulsos dominan y secuestran el Consciente, esta parte analítica y reflexiva, se inventa argumentos racionales para justificar y aceptar lo que manda la Amígdala, incluso si esto comporta “autosabotaje” para nosotros.

 

  1. Revisemos el correo para ver si comenzamos con algo de inspiración, luego podré enfrentar el trabajo crucial en mejores condiciones.

  2. Meditaré mejor cuando haya visto la serie o culebrón de turno.

  3. He subido ya la escalera 5 veces, ahora es el momento de comer esas maravillosas galletas.

 

De la misma forma, cuando la Amígdala dice, aléjate de eso! el neocórtex puede argumentar…

 

  1. No tengo tiempo de hacer ejercicio ahora, mi cuerpo necesita descanso de todas formas.

  2. Mi jefe, dirá no de cualquier manera, pareceré un loco estúpido actuando de esa manera.

 

Estos pensamientos limitantes, pueden presentarse disfrazados de argumentos muy convincentes, preguntándonos ¿por qué no podemos pararlos? Bien, esta es la razón:

 

En la mayoría de los casos, son “Construcciones o Elaboraciones Automáticas diseñadas por el neocórtex para racionalizar la supuesta legitimación de la Amígdala de sus REACCIONES EMOCIONALES. Así pues, estas elaboraciones o construcciones, no son nuestros propios pensamientos, y tienen poder en tanto en cuanto las creamos y actuemos sobre ellas. So en suma disparadas automáticamente por el subconsciente (amígdala-hipocampo) y construidos por el consciente que le proporciona fuerza y visos de credibilidad.

 

Por este diálogo interno, se hace preciso reprogramar eficazmente el subconsciente, ya que por defecto, es decir sin ninguna actuación por nuestra parte al respecto, el almacén del subconsciente, emite lo que tiene guardado, pensamientos limitantes vinculados a emociones limitantes, que a su vez, por la ley de la atracción y vibración, atraerán realidades a nuestra vida en consonancia con la positividad o negatividad de esas emociones y pensamientos. Me viene a la mente la famosa cita de Carl Jung: “Hasta que el Inconsciente no se haga Consciente, el Subconsciente gobernará tu vida y tú lo llamarás destino”.

 

La acción secreta de conexión amígdala-neocórtex, nos seduce y nos induce al auto sabotaje y la procrastinación de forma inconsciente, y es la causa de muchos fracasos y situaciones de vida críticas y desesperadas. La clave, es reprogramar el subconsciente en las frecuencias correctas y con las afirmaciones o mantras correctos, es decir cambiar y desviar la “atención consciente” de nuestros pensamientos dirigiéndolos a otras áreas de nuestro interés y enfoque. Para aquietar la amígdala, las frecuencias subdelta1 son eficaces. Las frecuencias de potenciación del córtex2 son la 7.80-7.82Hz.

 

 

 

 

 

 

1Las que oscilan entre 0.1 y 0.5Hz. La amígdala, es el centro de la ansiedad y el miedo, el pensamiento negativo, la reactividad emocional, autosabotaje, pérdida de memoria, ADD, falta de energía, falta de claridad mental, dificultad en la recuperación de traumas, etc.

2 Esta sección del cerebro, parte frontal izquierda del mismo, es responsable de nuestra creatividad, aprendizaje de la experiencia, logro de objetivos, persistencia, enfoque y planificación, energía y vitalidad, resiliencia emocional, compasión y empatía, optimismo, paz interior y buenas decisiones.

ME QUIERO MORIR:  UNA DEPRESIÓN FEMENINA “NATRUM MUR”.

 https://tinyurl.com/y9uftcnd

 

Existen tres biotipos femeninos proclives a la depresión. La Natrum Muriáticum (Hialita), La Pulsatilla (Anémona Pulsátilla) y La Ignatia Amara (Strychnos Ignatii). Las tres comparten problemas emocionales, aunque cada una de ellas con su matiz personal, su “quid”, propio de su terreno constitucional.

 

Las Natrums, personalidad femenina más abundante, son particularmente sensibles a la rudeza en el trato, al desprecio, guardando rencor y manteniendo una cierta actitud vengativa. La injusticia social, las malas noticias, el fracaso en los estudios, en los negocios, el amor no correspondido, la batalla entre el mundo espiritual y terrenal, las inconsecuencias, las mortificaciones internas, etc. Todas estas situaciones psicológicas, le provocan un deseo de soledad, con aversión a la compañía, incluso a contestar a las preguntas que se le hacen.

 

No soporta el consuelo ni que le tengan lástima, esto la saca de sus casillas, pero como embotella sus sentimientos, guardándolo todo dentro, poco a poco, se va haciendo más hosca, taciturna y reservada. Llora de puertas para dentro, su mal interior, del que no hace partícipe a casi nadie. Rumia mentalmente hechos del pasado1( F. Bach-Heather-Brezo). Toda esta tensión acumulada y no bien canalizada, hace que pueda explotar en risa histérica alternada con llanto, con deseos de morir, indiferencia hacia los demás, y hacia su persona, una profunda tristeza, silenciosa se instala, empujándola a la depresión. En esta situación descrita, me encontré a una amiga años atrás. Su abandono era notorio, y también su mal olor corporal. Tan sólo quería dormir, y después morir en la más absoluta serenidad. Todo se complicaba aún más, porque había engordado mucho, y no se podía ver en el espejo (Inseguridad de aspecto), se odiaba por no poder controlarse con los alimentos (Crab-Apple). En esos momentos de quietud, frente al espejo en soledad, el dolor mental se hacía mucho más profundo y penoso.

 

No permitía que el marido se le acercara, evitando el coito a toda costa. La orina era oscura, con sedimento rojo oscuro. Las deposiciones eran con alternancia de blandas a duras, como bolitas de oveja a veces. Tenía exceso de salivación, y fuertemente salada. La menstruación era de olor muy ofensivo.

 

Para salir de esta situación, y volver en sí, la homeopatía la ayudó muy eficazmente con una toma de 1000 K de su propio biotipo. En muy poco tiempo, su alegría volvió, pareciendo otra persona, el exceso de autocrítica, y crítica hacia los demás desaparecieron, dejando paso a una personalidad más equilibrada2.

 

La toma de Clematis , Heather y Agrimonia le ayudaron a nivel S. F. de Bach, con la homeopatía. Dado que los meses de desgaste mental habían sido largos, hizo varias tomas de Kalium Phosphoricum (La sal de Schuessler nº 5). Este remedio es ideal, entre otras cosas, para aliviar la fatiga mental, que proviene de una depresión prolongada.

 

La expresión de lo puramente femenino, viene representada por el biotipo Pulsatilla. Es emocional y sensible, delicada y sensual, tremendamente necesitada de afecto y soporte emocional. Sabe despertar en los varones, magistralmente, el sentido de protección masculino. No obstante no embotella como Natrum sus sentimientos. En un momento de frustración puede romper la vajilla de la abuela, llorar y gritar fuertemente. A pesar de esto, suelen rehuir el combate en pro de la paz, llegando a atribuirse la culpa del problema a fin de conseguir restablecer la paz. Su “quid”, es la adherencia a las convicciones firmes de otros para conseguir formar sus propias ideas. Necesitan muchas veces ser guiadas y recibir consejo. Hacen fácilmente amigos y amigas, siendo muy empáticos/as, calurosos y amantes de los animales. Las decepciones o desengaños amorosos especialmente, dado que es un biotipo con tendencia a lo sentimental, la pueden hacer entrar en depresión profunda. Este remedio, resuelve la depresión sentimental afectiva de la mujer rechazada, por su pareja, su hijo, o por algún otro miembro del contexto familiar o próximo, en el que se habían depositado muchas esperanzas.

 

Dado que se mueve en el plano emocional, no puede pensar con claridad, dependiendo de los análisis de situación de otros para afirmarse o claudicar de sus posiciones.

 

Varias dosis de Pulsatilla 30 CH, una vez confirmado tras consulta el biotipo ayudará a clarificar la situación. La observación de las reacciones posteriores del paciente, nos indicará si saltar o no a potencias superiores.

 

 

Finalmente, la tercera personalidad homeopática con inclinación a la depresión es la Ignatia Amara. La podríamos definir como la mezcla de un sólido sentido de identidad, y la adherencia a un alto código ético personal. El remedio Natrum se usa para estados que se alargan en el tiempo, mientras que Ignatia es para atajar problemas de solución más rápida. Es el clásico remedio recomendado a nivel homeopático para los estados de duelo, de dolor, de pena. En el fallecimiento de un ser querido, sería el primer remedio de elección3.

 

¿Cómo es esta personalidad? Es ambiciosa y sensible, impredecible e irascible, vengativa como su “pariente“ Natrum, se ve atraída por los puestos de poder, y hará lo que sea para trepar hasta ellos. Es dominanta, inteligente, muchas veces universitaria, a la que gusta llegar al final del recorrido del mundo del estudio, es fácil encontrarlas con Masters y Doctorados en sus currículums, de los que gusta presumir. Este es realmente su “quid”, el mundo del intelecto, es su refugio que le ayudará a evitar el mundo de las hirientes emociones. Su actitud a la defensiva, proviene de una falta de seguridad tremenda en sí misma, solamente superada por el biotipo Silícea. Necesita confirmación externa, de que es buena profesionalmente, de que se aprecia su trabajo, y el culmen es recibir un sincero te quiero de parte de su pareja, esto hace que baje la guardia y sea más accesible, pudiendo llegar mejor a su corazón.

 

 

Viven instalados en la contradicción, ríen y lloran con facilidad, son aprensivos, y en el temor de anticipación por algo que pueda dañarles en el futuro, envejecen prematuramente, especialmente a nivel facial.

 

El campo de acción de este remedio homeopático, son los problemas de cabeza, el insomnio nervioso, heridas emocionales, por ejemplo por la rotura de relaciones de pareja, la tensión de anticipación nerviosa que es tan desgastante en Ignatia, y malestares con sintomatología que cambia, y que parece contradictoria. La supresión más o menos consciente de los enfados, de los estados de tristeza, del llanto, de la expresión de ella misma, pueden provocar la caída en la depresión, donde se reconcentrará en un diálogo torturante y auto-acusador.

 

Una dosis de 5 gránulos de 1 LM, en plena crisis, ayudó a Carla a salir del agujero, volviendo a recuperar los “mandos de su nave”. Las recidivas de las neuras de Ignatia, requerirán de nuevos empujones, pero subiendo a potencias mayores.

 

Las flores de Bach, específicas para Ignatia: Mustard y Estrella de Belén. Para la mejor fijación del tratamiento homeopático, añadir a los dos remedios anteriores, Walnut (Nogal).

 

Los 16 Arquetipos Homeopáticos principales y sus remedios de Balance Emocional y Mental.”

 

 

http://bit.ly/2uNDKQp

 

https:tinyurl.com/y9uftcnd

 

 

Angel González ©

 

Naturópata-Homeópata

 

Subliminal Reprogramming Brainwave Expertise.

 

 

 

 

 

1 El biotipo Natrum, tiende a instalarse en ideas pesimistas, especialmente sobre su propio pasado, que considera que no fue especialmente feliz. Desde pequeña, la Natrum cierra la puerta de sus emociones, para evitar el dolor emocional. Esta actitud la hace descontenta con todo. Estas carencias afectivas de su infancia, la hacen volcarse de mayor por los trabajos de ayuda hacia los demás.

 

2Después del temporal mental que supuso su depresión, me confesó que le habían vuelto las ganas de vivir con tal fuerza, que por momentos sus ganas de “copular”, eran más fuertes que sus ganas de comer. Algo se ha despertado dentro de mí, que me hace pensar que en el pasado debí haber sido una “cortesana medieval”.

 

 

3 De hecho, lo ideal, a nivel homeopático, es integrar el biotipo de la persona y el remedio similar en el tratamiento. El primero prepara y acondiciona el terreno para que el segundo, el similar, remate la operación sanando al enfermo.